He dado la vuelta al mundo

«Puedes ir de acá para allá, pero mientras tú no estés bien, nada de lo que te rodea lo estará”
Remedios Varo


En la secundaria tenía una materia dedicada al estado de Querétaro, veíamos sus municipios, clima, historia y lugares turísticos; esto definitivamente propició en mí, las ganas de viajar y de visitar cada rincón del estado.


En ese entonces “viajar” para mí, era conocer lugares nuevos. Ahora me doy cuenta que estaba completamente equivocada porque viajar es un término más complejo que eso.


El viaje empieza desde el momento en que guardas dinero para solventarlo, seguido de un plan de logística para llevarlo a cabo, hasta que al fin emprendes la aventura desde muy temprano por la madrugada, soportando las inclemencias del clima, desvelos, cansancio, mal pasadas bárbaras y no se diga esa paciencia para guardar las ansias locas de llegar a tu destino.


Lo que no puedo negar, es el asombro de conocer lugares fantásticos por su belleza difícil de creer y la expansión de tu mente al descubrir lo pequeñito e insignificante que eres ante la majestuosidad de algunos lugares formados por la naturaleza. Viajar te hace extrañar a los tuyos, a reflexionar, a tomar decisiones difíciles, te hace agradecer por tener ciertas comodidades en tu casa, desarrollas potencialmente tu instinto de supervivencia y si viajas con amigos, te da la oportunidad de conocer su verdadera personalidad y la calidad de su alma. No puedo dejar de mencionar lo divertido que es comprar los recuerdos para los amigos que esperan en casa.


Lo mejor de todo es que te quedas con la experiencia de conocer personas; algunas de hecho llegan a convertirse en tu familia porque tienes la oportunidad de vivir con ellos, abriendo parte de su corazón para compartirte de su comida, cultura, costumbres, lenguaje, pláticas, chismes, chistes locales y leyendas urbanas, pero, sobre todo, los pesares que enfrentan en su día a día, haciendo que desarrolles una tremenda empatía y convirtiendo este viaje en algo que jamás olvidaras.

2 comentarios sobre “He dado la vuelta al mundo

  1. Sin duda es una experiencia viajar.

    Me hace recordar la frase de la canción
    Wake Up And Make Love With Me de Los Fabulosos Cadillacs, “No importa el destino, lo que importa es el camino” todo se disfruta!!

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: