Córtenle la cabeza: Es mejor ser temida que amada

“Perdonar es pasar por alto, o más bien mirar más allá del ego para ver la cordura que hay en todo ser humano, que es su esencia.”
Eckhart Tolle – naturaleza humana, perdón

Todos tenemos ego, ¿Qué sería el hombre sin él?, vaya tema tan complejo que he elegido para este día. En mi afán de comprender lo que es el ego, me perdí varias veces con conceptos de psicología que no entendía, sin embargo, ahora me queda muy claro que algunas personas saben llevar una tregua con su ego para evitar un sufrimiento innecesario y que otras se dejan dominar por él, pero no es nada bueno porque siempre terminan perdiendo.


Desde que tengo uso de razón, fui muy berrinchuda y rencorosa. Me di cuenta que con un berrinche podía hacer que mi papá se comiera una tarta de lodo hecha por mí; después los berrinches fueron parte fundamental para manipular a las personas y obtener lo que quería.


¿Cuál era el precio de los berrinches?, desequilibrio total de mis sentimientos. Lo peor era cuando no conseguía lo que quería, había un dolor intolerable, ansiedad, desesperación y una obsesión terrible. Todas esas emociones negativas se quedaban conmigo y creía que el mundo era injusto, amargándome la vida y odiando a las personas que más me amaban. Por ejemplo, una vez me enojé mucho cuando mi familia y yo no pudimos salir a pasear, entonces me encerré en mi casa y empecé a tirar todo, a mi hermano le dolió mucho que tirara su chamarrita al suelo, pero no me importo.


Así como la reina de corazones en Alicia en el país de las maravillas, pensaba que todo mundo giraba a mi alrededor, que iba a tener a mis amigos por siempre pese a todos mis demonios. Mi ego era tan grande que mi corona de princesa quedaba pequeña en mi cabeza y cuando mi corazón explotaba de odio quería que rodaran cabezas.


Todo cambio un poco cuando me enamoré, no soportaba que la persona que me amaba tuviera momentos de pesadilla con mis rabietas cuando él solo me daba amor. Mi empatía creció y me di cuenta que, por mi ego, mi familia y mis amigos pasaron terribles momentos.


Hoy sigo aprendiendo a tener conciencia de mis sentimientos, a desarrollar mi amor propio, a no dejarme llevar por sentimientos negativos y a no desquitar mis corajes con las personas que amo. Estoy aprendiendo a soltar lo que no es para mí y lo que no puedo tener porque no es mi destino. Duele mucho, pero creo que es señal de que estoy madurando, tengo el anhelo de ser más humana: ser amada por todos en lugar de ser temida.

2 comentarios sobre “Córtenle la cabeza: Es mejor ser temida que amada

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: