Valer nada

“There´s a calm before the storm» Have you ever seen the rain, Creedence


Todos tenemos a una persona favorita. Esa persona a quien le contamos de todo; cosas buenas y malas de nuestro día.


Bueno pues yo tenía esa persona favorita, con quien me gustaba platicar de todo, no era mi novio y nunca hubo intensiones de algo parecido, simplemente fue con quien pude hacer clic y tener una complicidad de camaradería. Era un cariño mutuo, al menos eso pensé, del que te hace pensar que será para siempre, de ese que quería a mi lado hasta la vejez.


Es un hecho que las personas cambian y que cada una de ellas es un mundo, tanto es así que nunca se encuentra a la misma persona dos veces en la vida. A veces siento como si mi persona favorita hubiera muerto y que la persona que ahora veo es un extraño. Un día me dijo que las únicas personas importantes para él era su familia y nada más, esto me hizo comprobar que ya no tenía espacio en su corazón para mí y que tampoco quería que lo conociera nuevamente.


Esa noche no lloré porque me quedé sin corazón mientras me repetía una y otra vez que eso me pasaba por abrir mi corazón y entregarlo a las personas a manos llenas. Yo buscaba una explicación para entender, ¿Cómo carajo le hizo para tirar toda esa amistad a la borda tan fácil?, ¿Cómo pudo tirarle un balde de agua fría en la cara a la persona que un día dijo querer y extrañar? Para mi persona favorita yo no valía nada. Saber eso dolió y dolió mucho.


En las redes sociales circula una frase que dice que no debemos acostumbrarnos a platicar con una persona diario porque un día ya no estará y ese vínculo será difícil de olvidar. El mismo Principito lo dice en su libro “Cuando uno se deja domesticar, corre el riesgo de llorar un poco”. Así de difíciles son las relaciones humanas, las matemáticas se quedan cortas en complejidad.


En ocasiones preferiría que ese amigo hubiera muerto de verdad, pero luego recapacito y confirmo que nadie es dueño de nadie y al final de cuentas, no soy tan egoísta como parece.

3 comentarios sobre “Valer nada

  1. ¿La gente nos rompe o nosotros dejamos que nos rompan? Rompernos es una condición humana que, ¡ah cómo duele! Permítete sanar y encontrar una buena experiencia en lo vivido. Quédate con lo bonito. Como decía mi abuela: «De lo perdido, lo encontrado». Hay mas dicha en lo que vives que en lo que pierdes…

    Le gusta a 2 personas

  2. te entiendo, y me siento identificado en varios aspectos de mi vida, últimamente me pasó con mi ex, ya que de un dia para otro dejamos de vernos, nos separamos, yo la extrañaba, y no podía aceptar que se había terminado, pero luego comprendí que está bien también, solo se terminó la relación, duró lo que tenía que durar, si me dolió el separarme pero ahora pienso y digo que fue lo mejor, cada tanto hablamos como conocidos nomás, yo me quedo con las cosas buenas que viví con ella y nada más, esas cosas buenas que vivimos con esas personas quedan guardadas para siempre en el corazón…

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: